Seguidores

domingo, 19 de abril de 2009

El dogma


La razón me asiste, el miedo me inmoviliza, la suerte no me encuentra, el amor me abandona, la desidia me invade, el cansancio me agobia, la esperanza siempre me resulta corta, la espera demasiado larga, el día tiene demasiados inicios, la noche demasiada soledad, el tiempo transcurre con demasiada prisa , yo voy cada vez mas lento, las paranoias ajenas me invaden, las noticias me inquietan, las mentiras de los candidatos me desmoralizan, la patria me resulta un lugar ajeno, la felicidad me parece una utopía, todos los pasajes dicen ida y es distinto su destino.
Por las dudas guardo las palabras bajo siete llaves, y la verdad en el silencio mas solemne, los inquisidores andan en mi busca porque derrote a las maldiciones que resoplaban cada vez que les suplicaba que fuesen mas transparentes en su fe. Tengo la esperanza recogida, deshilachada, perenne por eso es que resisto de pie a tanta barbarie que justifica los medios sin estimar cual sera nuestro final. FIN

3 comentarios:

  1. Esos son los inequivocos sintomas de ser,valga la redundancia, un ser húmano...
    Gracías por tu visita.Yo,a veces en silencio,otras hablandote bajito,,cuenta con mis pasos por entre tus letras.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. hay que aprender de todo de la vida...un besiko

    ResponderEliminar
  3. Podría marcar cada palabra tuya como propia, cuentapasos. Que nunca roben tu verdad, aunque esté envuelta en un silencio de cien mil muros.

    Un besito

    ResponderEliminar