Seguidores

viernes, 3 de febrero de 2012

Los de siempre


Tuve miedo al abismo del silencio
al socorro que pudiese ser negado
al invierno que encima se nos viene
al oscuro recuerdo del pasado

Tuve miedo a esta soledad que me concierne
y al hombre que habita en mis instintos
tuve miedo a los duendes del olvido
que acosan a mis sueños sin distingo

Tuve bronca por el odio de estas guerras
por las dudas que nos siembran sin piedad
por la tristeza del hambre omnipotente
y por toda la avaricia pariendo inequidad


No hay gollete en toda esta barbarie
ni en el nombre de la escasa libertad
en la justicia tan tuerta e indecente
en el futuro, tan rengo y sin piedad

Tengo al rencor clavado como espina
doliente causa de tanta indignidad,
a la sangre fluyendo por mis venas
como aguas que van a dar al mar

Tengo al corazón henchido de razones
dispuesto y casi a punto de estallar
los recuerdos me acompañan por las dudas
que los duendes me puedan traicionar.

Viva el eco de las voces que callaron
y el rumor de los silencios sin callar,
el asombro que causan los de siempre
cuando intentan de nuevo, una vez mas




1 comentario:

  1. Tal vez si soltar el miedo, la bronca y el rencor, el corazón encuentre sonrisas.

    Un abrazo-

    ResponderEliminar