Seguidores

martes, 18 de agosto de 2009

Triste


Triste es la sonrisa del payaso,
la mirada de los niños de la calle,
la pancarta del obrero sin empleo
y el gesto resignado de las madres.

Triste es continuar transitando por la historia
y saberse condenado a los olvidos,
vestirse de domingo cada lunes
y dar gracias por todo lo vivido.

Triste es el murmullo de la chusma
pretendiéndose cobrar cuentas ajenas.
Mañana será tarde y sin embargo,
sin remedio se reinicia la tristeza.

Tristes son las dudas y certezas
de utopías sostenidas de la nada,
por la ausente dignidad de los que mandan,
por la omisa condición de los que callan.

Triste es la alegría de los cambios
si los cambios no sirven para nada,
si los sueños se despiertan de su sueño
y el asombro se suicida en tu mirada.



Safe Creative #0908184247603



9 comentarios:

  1. Triste es la sonrisa del payaso...
    AMÉN

    He aplaudido de pie la penúltima estrofa.
    Es un lujo leer tus poemas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Solo puedo decir que es un honor leerte... y que hacerlo hace que todo sea menos triste.
    un gran abrazo fraternal colega

    ResponderEliminar
  3. Todo el poema me fue dejando sensaciones a medida que lo transitaba, ahora, la última estrofa es tremenda:dice,con una melodía arrolladora.
    ¡Que gusto pasar por aqui!

    ResponderEliminar
  4. ya va a llegar el momento de conocer las causas...

    ResponderEliminar
  5. Nada es más gratificante que leerte, aunque sea con título tan... triste.

    Que la melancolía no se apodere de tí demasiado tiempo, en este verano. Tus poemas no poseen tristeza, Cuentapasos, son una delicia para los ojos y para el alma.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  6. Nunca lo había pensado... pero sí... es triste la alegría de los cambios si no sirven para nada.
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  7. Es triste cuando
    la alegría
    se viste de
    tristeza.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Sonríe aunque sólo sea una sonrisa triste, porque más triste que la sonrisa triste, es la tristeza de no saber sonreír.Un abrazo

    ResponderEliminar